Favor de Mañara en una complicación médica

Mi mujer, paciente en tratamiento de diálisis en la clínica San Carlos de Sevilla, que como una semana anterior a la fecha mencionada se le estaba formando un grano de grandes proporciones en una zona delicada, de la cual en el centro de diálisis le mandaron un tratamiento, pero no mejoraba, hasta el punto de que el fin de semana se lo pasó con mareos y pérdida de memoria. No razonaba. Parecía como si estuviera drogada. Creemos que se le achacaba al tratamiento de la infección. Varias veces se cayó al suelo sin darse cuenta, esperando que el lunes llegará para asistir a diálisis y así con los doctores, ver lo que le acontecía. El domingo fui a la Caridad y aprovechando que había un problema de alcantarilla de la cocina de la casa, al pasar por el jardín de las rosas de Miguel Mañara. Rastree con mi mano los tallos a la par que me encomendaba, pata que, al menos mi mujer recuperara la estabilidad de la memoria. En la clínica le reventó el grano, los doctores, al ver el aspecto que tenía la situación que estaba, la enviaron urgente el Hospital Virgen del Rocío. Una vez vieron dijeron que había que operarla sobre la marcha porque no solamente el grano abierto, sino que tenía varios que la estaban invadiendo hacia el interior la zona delicada. Los cirujanos confirmaron que se había llegado a tiempo que en estos casos si no vamos y pasan dos días y más, y más por su estado y problemas de la paciente, no lo contaba.

Por esa circunstancia que aconteció, mantengo que gracias a Miguel Mañara fue providencial. Está en proceso ahora de cura hospitalaria en domicilio tras pasar tres días en la UVI y dos semanas en planta. Y para que sirva añadir este favor al proceso de beatificación así lo constatamos (se adjuntan informes de los cirujanos que la atendieron) JFE

ORACIÓN

Dios y Señor mío: Por aquella caridad tan heroica que infundiste en el corazón del Venerable Miguel Mañara, te suplico me concedas la gracia de que renazca entre los católicos el mismo espíritu de fe, de humildad y amor que animó a tu fiel Siervo para que así como el se santificó en el ejercicio de estas virtudes así nos santifiquemos todos y yo además consiga la gracia de …. Cuyo favor espero confiado principalmente en tu divina bondad y en los méritos infinitos de Nuestro Señor Jesucristo. Amén

(Se suplica a los fieles que obtuvieren alguna gracia extraordinaria por la intercesión del Venerable se dignen ponerlos en conocimiento del Hermano Mayor de la Santa Caridad, calle Temprado 3, 41004 Sevilla.